Saltar al contenido
TodoMontessori.site

Puzzles y rompecabezas de madera

Los rompecabezas de madera son un excelente material para el desarrollo intelectual de nuestros pequeños.

Mejores ofertas de rompecabezas de madera de Amazon 2020

Los beneficios de armar puzzles y rompecabezas de madera abarcan desde el ejercicio de la memoria y el pensamiento lógico, hasta la imaginación y el desarrollo de la motricidad fina. Son además una excelente actividad para enfrentarse solos a la solución de problemas (los rompecabezas tridimensionales, los cuadrados o cualquiera de sus opciones son un material ejemplar en cuanto al control de error), pero también pueden convertirse en una herramienta magnífica para jugar en familia y poder realizar actividades colaborativas.

A Continuación veréis como montar rompecabezas de madera prepara al niño para enfrentarse a otra serie de decisiones en su día a día, ayudándole a planificarse, dividir acciones y trabajar concentrado.

¿Cómo hacer un juego de ingenio de madera?

Existen diferentes técnicas para armar los rompecabezas de madera, para resolver con éxito estos puzzles las más conocidas son:

  • Separar en primera instancia las piezas que bordean el contorno del puzzle. Para ello nos fijaremos en cuales de ellas tienen cantos o lados rectos y con ellas trataremos de armar el contorno, el cuadro dentro del cuál irán insertándose el resto de piezas después.
  • Separar por colores en los puzzles que lo permiten también es muy útil a la hora de juntar piezas que probablemente ocupen el mismo lugar en el rompecabezas. Si se trata, por ejemplo, del puzzle de un paisaje de montaña, las piezas blancas serán nubes o nieve, las marrones formarán la montaña, las verdes árboles o arbustos, las azules el cielo o ríos, las amarillas el sol…
  • Utilizar esas fichas separadas por colores para formar “fuera del puzzle” los objetos y después insertarlos en el puzzle. Es generalmente más productivo (sobre todo en los puzzles y rompecabezas para adultos o de muchas piezas) armar esas pequeñas construcciones fuera con las piezas disponibles. Por poner un ejemplo, si el puzzle fuera personalizado con una foto familiar, sería más interesante habiendo juntado por colores la ropa de los integrantes, ir armando uno a uno a los miembros de la familia para luego insertarlos en la foto al lado de quien corresponda.
  • La técnica de los colores podemos aplicarla también con tonalidades, grosor de líneas o formas, sobretodo en puzzles totalmente en madera sin colores o donde la variedad cromática sea muy poca.

¿Cómo enseñar a los niños a relizar cubito de madera?

Habiendo descrito anteriormente diferentes técnicas para poder armar puzzles de madera, sería bastante tentador decirle a nuestros hijos o alumnos cómo deben de realizar estos puzzles, pero lo cierto es que no deberíamos hacerlo.

Armar un rompecabezas de madera didáctico deja de ser precisamente tan didáctico si se convierte en una mera consecución de órdenes que le vamos dando. Según las edades, generalmente estos materiales están adaptados a lo que, siempre en función de su habilidad y gustos, podrán ir realizando por ellos mismos.

Una de las mejores enseñanzas que nos hace Montessori es el hecho de que los niños aprenden mediante el juego y por imitación. Por tanto, sería mucho más interesante para “enseñarles”, sentarnos a jugar con ellos a los puzzles y montarlos como lo haríamos nosotros. Esto permitirá al niño mediante la observación, conocer diferentes técnicas y utilizar las que considere más oportunas, lás que más le gusten o las que le apetezcan en ese momento.

Nos encanta ver a nuestros hijos o alumnos “triunfar” completando un puzzle, pero no debemos olvidar los valores realmente importantes que son el respeto y cuidado de los materiales y los demás, trabajar con alegría y concentración, ser responsable en recoger los materiales con los que se trabaja, alegrarse con las pequeñas victorias e intentar superarse…
Todas estas capacidades pueden aprenderse con los puzzles y son considerablemente más importantes que el hecho de conseguir armar el puzzle bien a la primera, sobretodo si al final se convierte en ir siguiendo nuestras órdenes donde se pierde toda esa capacidad creativa y se cambia por mera obediencia sin pensar. Dejemosles que se desarrollen proporcinandoles los medios para ello!